917 818 893 - 915 672 792 - 662 164 735   

¿Te sientes la piel apagada, con manchas o rojeces?

Prueba el fotorrejuvenecimiento: luz pulsada o IPL.

Hacerse una sesión de luz pulsada cambia el aspecto de la piel envejecida o apagada, de forma rápida y sencilla, homogeneizando el color de la piel y estimulando la formación de colágeno y elastina, devolviendo la luminosidad y tersura a la dermis.

Como ya sabemos el sol es uno de nuestros peores enemigos cuando hablamos del envejecimiento de la piel. La dermis sufre grandes cambios por la exposición repetida al mismo, dichos cambios son fundamentalmente la aparición de manchas, rojeces o capilares dilatados, pérdida de la densidad dérmica, con la consiguiente aparición de arrugas etc. La luz pulsada nos permite realizar un tratamiento integral de dichos cambios.