915 672 792 - 917 818 893 - 662 164 735   

La sudación excesiva tiene solución

Sabías que nuestro cuerpo tiene unos 4 millones de glándulas sudoríparas repartidas por toda su superficie, la mayoría están en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies.

Llamamos hiperhidrosis a la sudoración excesiva. Se trata de una enfermedad del sistema nerviosos autónomo, que genera una exagerada estimulación de las glándulas sudoríparas haciendo que el organismo produzca más sudor del que necesita para mantener su temperatura corporal.

Quién lo sufre, ve  afectada su vida, aumenta su inseguridad y cambia determinadas acciones simples como levantar los brazos o usar según que ropa.

Los tratamientos van desde los antitranspirantes con cloruro de aluminio, de venta libre en farmacias, a la cirugía, o el láser que daría una solución definitiva, pero que aún no tiene resultados concluyentes en cuanto a efectividad y seguridad.

Sin ninguna duda hoy por hoy el tratamiento más eficaz y seguro es la toxina botulínica. Se trata de pequeñas infiltraciones de toxina en la zona a tratar, su acción es el bloqueo del impulso nervioso hacia la glándula sudorípara, inhibiéndose la producción de sudor en la zona tratada, generalmente las axilas, durante varios meses. Se recomienda repetir el tratamiento una o dos veces al año, según la severidad del caso.

Si te preocupa este tema puedes solicitar información en nuestra clínica, podremos informarte y dar solución a tu problema.