917 818 893 - 915 672 792 - 662 164 735   

Intolerancia alimentaria

Intolerancia alimentaria

Consiste en una prueba, donde analizaremos en el laboratorio una pequeña muestra de sangre, gracias a ella podremos valorar la respuesta que el sistema inmunológico de las personas que desencadena de forma específica frente a ciertos alimentos. Muchos estudios relacionan los alimentos con reacciones de hipersensibilidad, de esta forma, la continua ingestión de los alimentos perjudiciales y a los que somos sensibles (bien directamente ó bien como ingredientes de alimentos precocinados o preparados industrialmente) nos provocan una constante presencia de anticuerpos en el torrente sanguíneo, y como consecuencia, se inicia un proceso inflamatorio responsable de daños en los tejidos.

Se puede reflejar a través de múltiples síntomas:

  • Trastornos gastrointestinales: los síntomas suelen producirse rápidamente tras la ingesta, pero también pueden ser tardíos. Algunos ejemplos son: dolor abdominal, sensación de hinchazón, estreñimiento, diarreas.
  • Trastornos neurológicos: por ejemplo migrañas.
  • Manifestaciones cutáneas: picor, urticaria, rojeces en la piel.
  • Manifestaciones respiratorias: son menos frecuentes que las gastrointestinales y cutáneas, pero también pueden producirse y se muestran como asma, rinitis, dificultad respiratoria.
  • Sobrepeso: muchas dietas adelgazantes que hacemos sin consultas previas pueden no ser suficientemente efectivas ya que sin saberlo la persona puede tener intolerancia a alimentos comúnmente prescritos en las dietas sin conocimiento para poder evitarlo.
  • Otras: cansancio sin muestra aparente, fatiga, artritis, retención de líquidos.

Creemos que conocer las intolerancias alimentarias de cada uno es una herramienta fundamental para prevenir, tratar estas alteraciones y conocer que alimentos son dañinos o nos pueden afectar a nuestra vida.

Procedimiento:

  1. En la primera consulta, realizamos una pequeña extracción de sangre que se envía a un laboratorio a analizar.
  2. En la segunda consulta, se le da al paciente los resultados, las pautas a seguir para evitar ciertos alimentos y se elabora una dieta específica.
  3. Recomendamos una consulta de seguimiento mensual durante 6 meses.