REDENSIFICACIÓN DÉRMICA

REDENSIFICACIÓN DÉRMICA

Con el paso del tiempo la piel se va adelgazando, pierde su elasticidad, y firmeza y aparece flacidez y arrugas. El tratamiento de redensificación dérmica consiste en la infiltración en la zona de un producto a base de ácido hialurónico y un complejo dermoestructurante, llamado Redensity I.

 

Realizamos pequeñas infiltraciones con una aguja muy fina o con una cánula en la zona, con la intención de hidratar y nutrir la piel. Por un lado el hialurónico proporciona hidratación y por otro vehiculiza el complejo dermoestructurante para dar a la dermis los nutrientes que necesita para su recuperación.

Se recomienda para mejorar la calidad de la piel de cualquier parte del cuerpo, pero normalmente se usa en escote, brazos y manos, así como en el cuello.

El tratamiento se nota desde la primera sesión, pero normalmente se recomiendan 3 sesiones con una distancia de un mes entre ellas. Las sesiones son de aproximadamente media hora, muy tolerables y permiten restablecer la vida cotidiana desde el primer momento.